Nono Granero

Cuestionario de ilustrAutor...

Técnica de trabajo 

  Con respecto a la ilustración, no tengo una técnica de trabajo concreta que utilice siempre. De hecho, me gusta plantearme cada proyecto de libro como si acabase de llegar ante él, sin ideas previas a este respecto. Entonces empiezo a manejar posibles referencias y tratamientos y, a partir de ahí, defino qué técnicas usar. Pueden ir desde el lápiz, sin más, hasta el óleo sobre papel, pasando por la acuarela, el acrílico o la témpera. Eso sí: normalmente todo pasa una última revisión digital, que termina de afinar posibles desajustes y permite tomar conciencia completa de la composición de las páginas.

  Aparte de eso, suelo trabajar mucho en vertical, usando tablones sobre los que monto los proyectos completos, para tener siempre una visión global sobre el ritmo.

 

  Y para escribir, casi siempre, en los primeros pasos de una historia, cualquier libreta o servilleta me sirve para empezar, generalmente fuera de casa. Y, después, a ordenar, a pulir, a reescribir, ya frente al ordenador.

Entorno de trabajo                                               

  Trabajo en un estudio, con buena luz, casi siempre con música o la compañía de una buena radio que intente no machacarme con lugares comunes. Trabajo por la mañana y por la tarde. Nunca por la noche, porque es importante respetar ese tiempo de no hacer nada que te hace ver al día siguiente lo que funciona y lo que no.

Artistas que inspiran 

  Como vengo de estudiar pintura en Bellas Artes, es natural que haya pintores con los que "dialogo", aunque sin saber exactamente de qué. Y tengo un gusto amplio: desde el arte románico, que me fascina, a los gestos fuertes de W. de Kooning. Pero, aparte de los plásticos, también me ayuda mucho a entender cómo funciona una obra el mirar hacia otras disciplinas: en teatro -sobre todo de títeres-, en cine o en música, siempre encuentro ideas que me parecen interesantes. 

Obra ilustrada favorita

  Como en el caso de los artistas inspiradores de más arriba, las obras favoritas varían en función del día, de la hora o del humor. Aún así hay algunas referencias sobre las que suelo rondar: "La funeraria de niños", escrito por Oscar K. e ilustrado por Dorte Karrebæk, "Jim Botón y Lucas el maquinista", de M. Ende e ilustrado por J.F. Tripp (impagable el personaje del Gigante Aparente), o "Los pequeños macabros", de Edward Gorey, un alfabético realmente especial. Y si hablamos de cómic, cualquiera de Moebius o de Bourgeon. ¡Sin olvidar a Alicia, mejor a través del espejo, o a Calvin y Hobbes...! (Como veis, me resulta muy difícil elegir...)

Hobbies 

  Hace años me puse a aprender música, que era algo que tenía en mente desde pequeño y hoy toco el clarinete bajo en una banda. Me fascina la música hecha desde dentro, no solo escuchada.

Manía curiosa 

  Solo utilizo una marca de lápices y un número concreto, el 4, para plantear casi todos los proyectos, al menos en sus inicios. Es un lápiz bastante duro y, a veces, cuesta un poco ver los bosquejos o las anotaciones, pero no se emborrona nada y funciona limpiamente, como una escritura particular que, a veces, cuando pasa el tiempo, casi no entiendo ni yo mismo...

   En cuanto a la escritura, aunque el grueso del trabajo lo hago en ordenador, soy incapaz de corregir adecuadamente los textos si no me los imprimo en papel primero... ¡imaginad la de borradores que acumulo en las carpetas!

Un sueño profesional                                                                         

Mmmm... Creo que soy alguien de pocos sueños. Me gusta levantarme cada día y hacer lo que hago. Y quizá solo con esto tengo los sueños cumplidos... 

Síguelo en...